Principal ] Adivinanzas y acertijos ] Asustachicos (Cocoweb) ] Baladas y romances ] Canciones de boda ] Canciones de quintos ] Canciones de ronda ] Canciones infantiles y retahílas ] Canciones populares (amorosas y picantes) ] Canciones satíricas ] Cuentos tradicionales ] Dedicatorias ] Dichos y frases hechas ] Etnomedicina (conjuros y otros remedios) ] Graffiti ] Jerga (argot juvenil) ] [ Leyendas fundacionales ] Leyendas locales ] Leyendas religiosas ] Leyendas urbanas ] Nanas ] Oraciones ] Refranes ] Supersticiones ] Trabalenguas ]

 

 

LEYENDAS FUNDACIONALES

 

Las leyendas fundacionales forman parte del folklore de un pueblo  y constituyen una creencia muy arraigada en los paisanos, que no admiten fácilmente que los orígenes de su pueblo sean otros que los que la  tradición les ha transmitido.

 

  1. Leyenda fundacional de Castañar de Ibor

  2. Leyenda fundacional de Navalmoral de la Mata

  3. Leyenda fundacional de Peraleda de San Román

 

 

LEYENDA FUNDACIONAL DE CASTAÑAR DE IBOR

Recopiladora: María Angustias Nuevo Marcos.

Lugar: Castañar de Ibor.

Fecha: otoño del 2002.

Informante: ella misma.

Dicen que antes de que existiera el pueblo de Castañar de Ibor había un pueblo a orillas del río Ibor, cuyas ruinas se pueden ver hoy en día. Este pueblo se llamaba La Avellaneda y dista unos cinco km del actual pueblo de Castañar de Ibor.

Cuenta la tradición que La Avellaneda fue abandonado por sus habitantes debido a una plaga de hormigas que se comían todo: las cosechas, los árboles, el ganado... incluso atacaban a la gente y también se comían los adobes y la madera de que estaban hechas las casas.

La gente huyó de allí y fundó otro pueblo más alejado del río y este fue el origen de Castañar de Ibor.

 

LEYENDA FUNDACIONAL DE NAVALMORAL DE LA MATA

Recopiladora: María Angustias Nuevo Marcos, quien la ha oído contar desde siempre en el pueblo.

Lugar: Navalmoral de la Mata.

Fecha: otoño del 2002.

Informante: ella misma. Lo ha oído contar en el pueblo desde siempre.

Dicen que el origen de Navalmoral de la Mata es un cruce de caminos en el que se situaba una venta, en la que paraban los viajeros, pastores, etc., y que tenía a su lado un hermoso árbol de moras, esto es, un moral.

Así se explica además el nombre del pueblo, que puede decirse que está situado en una nava («terreno bajo, llano y a veces pantanoso, que suele encontrarse entre montañas»). Luego entonces, Navalmoral sería «la nava del moral».

LEYENDA FUNDACIONAL DE PERALEDA DE SAN ROMÁN

Informante: Miriam Rodríguez Ángel.

Lugar: Peraleda de San Román.

Fecha: otoño del 2002.

Informante: su tía Juana Arroyo, de 80 años, de Peraleda de San Román.

La antigua leyenda de la fundación del pueblo de Peraleda de San Román cuenta que había un pueblo a orillas del río Gualija, llamado San Román; el nombre de San Román se puso en honor del Santo Romano, que fue su fundador. Este pueblo tiene orígenes romanos.

San Román fue invadido por una plaga de hormigas de color rojo y de gran tamaño. Además, eran carnívoras y se comían los ojos de los bebés. Los habitantes de este pueblo, desesperados, se trasladaron hacia la ermita que se halla a dos kilómetros aproximadamente de San Román. Una vez allí, los habitantes construyeron un nuevo pueblo al que llamaron Peraleda  de San Román; se llamó Peraleda  debido a que el terreno donde se asentaron tenía gran abundancia de árboles perales y de San Román en memoria del antiguo pueblo que tuvieron que abandonar.

Actualmente, podemos observar los restos que quedan de San Román: además de las ruinas, existen en dicho lugar  minas, en las cuales trabajaban los habitantes. No sólo trabajaban en la obtención de minerales, también se dedicaban a la agricultura y la ganadería.

 


 Volver a la página principal