Principal ] Adivinanzas y acertijos ] Asustachicos (Cocoweb) ] Baladas y romances ] Canciones de boda ] Canciones de quintos ] Canciones de ronda ] Canciones infantiles y retahílas ] Canciones populares (amorosas y picantes) ] Canciones satíricas ] Cuentos tradicionales ] Dedicatorias ] Dichos y frases hechas ] Etnomedicina (conjuros y otros remedios) ] Graffiti ] Jerga (argot juvenil) ] Leyendas fundacionales ] Leyendas locales ] Leyendas religiosas ] Leyendas urbanas ] Nanas ] [ Oraciones ] Refranes ] Supersticiones ] Trabalenguas ]

 

 

oraciones

 

  1. Ángel de mi guarda

  2. Cuatro esquinitas

  3. Tengo dos mamás

  4. Una historia pequeñita

 

Recopiladora: María Angustias Nuevo Marcos.

Lugar: Navalmoral de la Mata

Fecha: 16-5-2003

Informante: ella misma.

        Ángel de mi guarda,

        dulce compañía,

        no me desampares

        ni de noche ni de día.

5      Si me desamparas,

        yo me moriría.

 

*

 

        Cuatro esquinitas

        tiene mi cama,

        cuatro angelitos

        que me acompañan.

 

*

Recopiladoras: Sandra Fernández Cordero y Patricia Fernández Sánchez, nacidas en 1986.

Lugar: Navalmoral de la Mata.

Fecha: otoño del 2002

Informante: la Sra María del Barrio del Perchel de Navalmoral de la Mata, nacida en 1931.

       Tengo dos mamás

 

        Tengo en casa a mi mamá,

        pero mis mamás son dos,

        en el Cielo está la Virgen,

        que es también mamá de Dios.

5      Las dos me quiere a mí,

        las dos me entregan su amor,

        a las dos busco y las llamo,

        a las dos las quiero yo.

 

        Cuando llamo a mi mamá,

10    ella viene sin tardar;

        mi mamá del cielo viene

        si me acuerdo de rezar.

 

        Cada día mi mamá

        me da un beso al despertar;

15    en el alma llevo el beso

        de mi madre celestial. 

 

        Una historia pequeñita

 

        Es la historia pequeñita

        de una Virgen Nazarena

        que era pobre y muy bonita

        que era humilde y era buena.

5      No, no hay milagros,

        hay un cariño,

        Dios es un niño

        mecido entre pajas

        y ella es humilde

10    sin sedas ni alhajas

        como mi madre,

        que reza y trabaja,

        como mi madre

        que reza y trabaja.


 

Volver a la página principal